VLOG: El diálogo relacional con Dios. 1º Timoteo 2:1-7 [Seis semanas con 1ºTimoteo]




1º Timoteo. Breve tratado. 
1 Timoteo 2. Semana 2. La adoración, oración e instrucciones.

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL
HACIENDO CLIC AQUÍ:


EL DIÁLOGO RELACIONAL CON DIOS: 1 Timoteo 2:1-7
//Adoración general

¿Quién dijo que la adoración es poner cara de piedad y elevar públicamente los brazos al ritmo de una canción emocional? Lo exterior no siempre es el reflejo de un corazón rendido a Dios, de hecho Jesucristo hablando del maquillaje o de la relación cosmética artificial dijo la dura expresión: Sepulcros o tumbas blanqueadas (Mateo 23:27), o podemos decir un ataúd o cajón de la más fina y hermosa madera conteniendo en su interior a un muerto decrépito y descompuesto. Jesús estaba mostrando la relevancia del interior, de una verdadera relación, de la adoración.

La relación que tenemos con Dios es totalmente necesaria, primordial y esencial. Adoración es la relación visceral, completa y total con Dios, es una forma de vida diseñada para ese propósito eterno. Fuera del diseño de Dios no existe adoración y dentro del diseño de Dios nosotros debemos cumplir responsabilidades. Mucho se habla acerca de qué es la adoración, pero en definitiva es una actitud de rendición total para mantener una relación integral entendiendo cual es el lugar del omnipotente Dios y cual el del frágil hombre de acuerdo a las escrituras.

Todo esto es posible sólo por medio de Jesucristo. Él es el único mediador entre Dios y los hombres. Él es quien ha posibilitado nuestra relación con Dios por medio de su decisión soberana de rescatarnos dando su vida. Dios también decidió el momento preciso de cada acontecimiento para nuestra salvación. Todo siempre va a ser una decisión soberana de Dios.

Por esto con tanta seguridad se nos suplica y alienta a permanecer en esa relación especial por medio de la herramienta diseñada para esta convivencia sobrenatural con Dios que es: “El dialogo relacional con Dios”. Las rogativas, las oraciones, las peticiones, los pedidos, las súplicas, son acciones de conexión en donde el dialogo con Dios es una plática, una conversación viva, un acto trascendente. Las acciones de gracias también son fundamentales porque ser agradecidos es parte de la vida redimida.
Esto lo tenemos que hacer todos los que participamos de la vida de Cristo pero además tenemos que hacerlo por toda la  humanidad, teniendo en cuenta en nuestras oraciones las autoridades terrenales y a todos los que nos gobiernan, para que nuestra vida de santificación en esta tierra, si Dios quiere, tenga la menor cantidad de ataques y tropiezos.

Además, también es nuestra responsabilidad que así como nosotros hemos entrado en el área de la adoración, en la vida de obediencia celestial, en nuestro dialogo “relacional con Dios”, podamos tener la sensibilidad que tuvo Dios con nosotros en salvarnos. Así nosotros debemos pedir para que la humanidad sea salva y lleguen al conocimiento de la verdad. Porque todos pueden participar de esta armonía, de esta coexistencia, de esta relación tan especial que Dios nos ha regalado.


-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages