VLOG: Vivir en la piedad. 1º Timoteo 3:14-16 [Seis semanas con 1ºTimoteo]



1º Timoteo. Breve tratado. 
1 Timoteo 3. Semana 3. Ministerios y requisitos de la vida piadosa en la Iglesia.

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL
HACIENDO CLIC AQUÍ:


VIVIR EN LA PIEDAD:
1 Timoteo 3:14-16

Saber como conducirse en la Iglesia de Dios es el propósito de la carta de 1º de Timoteo, y la palabra de Dios nos instruye en como debemos cumplir nuestra función como hijos de Dios. Nuestros pasos deben estar alumbrados por la palabra de Dios y por todo lo que Él ha establecido para todo aquel que cree, para permanecer firmes en la verdad.

Por otro lado, debemos entender con solidez que los falsos maestros y las falsas enseñanzas nunca van a estar alineadas con la obra de Cristo bajo ningún punto de vista. 

La Iglesia es la casa del Dios vivo, nosotros somos su templo viviente, estamos afirmados en su verdad y no podemos permitir que nada atente contra la veracidad de lo que Dios ha establecido.

Nuestra FE está basada en la obra esencial de Cristo. Este misterio es la base de nuestra FE: La humillación y la exaltación de Cristo, su encarnación y resurrección, además la Iglesia es el testimonio para las naciones, las personas que creen en Él son la manifestación de Dios en este mundo, los que lo aceptan glorifican en tierra a aquel que fue recibido en gloria en los cielos. Estos preceptos son nuestra IDENTIDAD.

Este misterio es grande y verdadero, y Pablo resume este misterio diciendo que “es Cristo en nosotros la esperanza de gloria”, en Colosenses 1:27. Esta carta a Timoteo tiene aplicaciones prácticas de cómo proceder, de que hacer y no hacer, de que manera orar, aprender, la ubicación de cada uno como integrante de la asamblea, etcétera, etcétera, etcétera. De hecho la palabra de Dios nos muestra los ejemplos prácticos de cómo vivir una vida piadosa en la Gracia de nuestro Señor Jesucristo. O dicho a la manera del salmista: es la lámpara para nuestros pies y que nos permite alumbrar el camino para que demos pasos, para que avancemos piadosamente, para que vivamos la vida del Señor (Salmos 119:105).

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages