VLOG: Los ancianos y las responsabilidades. 1º Timoteo 5:1-6 [Seis seman...



1º Timoteo. Breve tratado. 
1 Timoteo 5. Semana 5. Cómo conducirse en la congregación de los santos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL HACIENDO CLIC AQUÍ: http://www.goo.gl/123Raf


ANCIANOS Y RESPONSABILIDADES
1º Timoteo 5:1-6

Si tenemos un carácter que está siendo modelado por Cristo hay cuestiones irrenunciables en el modo en que servimos al otro, porque en esto también se expresa nuestra adoración, por medio del trato hacia al otro en completa y total humildad.

La corrección es vital, nos da vitalidad porque nos modela día a día de acuerdo a la imagen de Cristo, posibilita que podamos moldearnos en las manos del creador representadas en los piadosos integrantes de la Iglesia. Esa corrección debe ser desde el punto de vista de la estimulación y hay que evitar dar “golpes con las palabras”. No regañar sino exhortar con consejos para el crecimiento motivado en Cristo.

Esto significa localizar las faltas y errores en el cuerpo de Cristo para modificar lo malo y alentar y promover lo bueno. la Palabra de Dios expresa claramente que el trato en la Iglesia debe ser como en cada una de las propias familias y viceversa.
Dios creó y estableció las FAMILIAS para que podamos desarrollarnos en santidad y esto es algo que hoy NO vemos que suceda tanto cultural como socialmente, pero entre nosotros es necesario que nos corrijamos y nos conduzcamos piadosamente entre viejos, ancianos o personas mayores, entre jóvenes y jovencitas, etcétera, unos con otros con pureza.

En el caso de las viudas, sus hijos y nietos tienen la oportunidad de mostrar y aprender a ser piadosos. Debemos desarrollar nuestro ministerios de honrar a nuestros padres, abuelos y los necesitados de nuestras propias familias, de aquellos que necesiten de nuestra asistencia. Esta es la forma en que bíblicamente prospera nuestro carácter, en el acto puro y piadoso en nuestros hogares y con nuestros familiares, siendo reflejo de la gloria de Dios con los de nuestra casa, con nuestras viudas, y esto indudablemente se traslada integralmente a la congregación.

En el caso de las viudas, que según el versículo 3 al 5 cumplen con los siguientes requisitos: han quedado sin hijos o nietos que la cuiden, es decir solas y desamparadas, y se han ejercitado piadosamente y han permanecido con diligencia en la oración; estas deberán ser consideradas con honor y la familia de Dios cuidará de ella. Esta familia de Dios es la Iglesia del Señor, los cuales somos todos nosotros, los que sabemos como conducirnos en nuestros hogares primeramente y sabemos como multiplicar ese proceder entre nuestros hermanos pertenecientes al cuerpo de Cristo.

Vemos aquí requisitos para todos nosotros, vemos consejos de cómo proceder en nuestras familias y como hacerlo de la misma manera en la familia de Dios, en medio de la congregación de los santos. Vemos que hay grandes oportunidades para desarrollar piedad en el núcleo familiar y como repetir este aprendizaje en la Iglesia. Hay diseños perfectos para todos de como proceder y como preferir, con humildad, el cuidado mutuo antes que los deseos y los placeres terrenales.

En definitiva debemos ser irreprensibles, poner por obra todas estas cosas, aprovechar cada instancia de aprendizaje, porque esto es bueno ante los ojos de Dios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages