Visión y misión

Visión: 

Nuestra visión tiene su fundamento…

…en el plan perfecto de Dios que es la salvación de todo el que cree // Juan 3:16.

…en la necesaria formación y capacitación para fortalecer nuestra identidad en Jesucristo // 2 Pedro 3:18, Efesios 4:15, Colosenses 1:10, 2 Timoteo 2:2.

…en la transformación de todas las áreas de cada persona a través de las sanas consecuencias de una vida santa // Lucas 4:18-19, Efesios 4:22-24, Romanos 12:2.



Misión:

Nuestra misión es consolidarnos como comunidad en la salvación, transformación, formación y renovación espiritual en tres aspectos:

A- Plan de salvación y transformación(Hasta el fin del mundo)
B- Formación y capacitación (Discipular)
C- Renovación y santidad en nuestra vida cristiana (Santificación)



A-Plan de salvación y transformación

Así como los integrantes de nuestra comunidad han sido salvos perseguimos la salvación de todo aquel que cree. Consolidar a Jesucristo como salvador y centro de nuestras vidas significa la total transformación para pasar de muerte a vida, de esclavos del pecado a esclavos de justicia.
Para esto estamos direccionados en generar estrategias de trabajo en la evangelización que afecta a los que nos rodean e integran y hacia aquellos quienes alrededor nuestro necesitan que nos involucremos como agentes de cambio imprescindibles para sus vidas.

B-Formación y capacitación

La vida del cristiano es un crecimiento constante que no tiene límites, porque el modelo a alcanzar es nuestro ilimitado Señor Jesucristo. Para esto la Biblia nos exhorta a crecer (2 Pedro 3:18) y que todo hombre sea enteramente capacitado para toda buena obra (2 Timoteo 3:16-17) en la tierra, porque esta es nuestra gran universal comisión de discipular (Mateo 28:19) y este es el sentido de la identidad (1 Pedro 2:9).

C-Renovación y santidad en nuestra vida cristiana

La renovación constante y ser partícipes de santidad es lo que llamamos la santificación por amor a las leyes de Dios que están inscriptas en nuestros corazones (2 Corintios 3:3, Jeremías 31:33, Hebreos 8:10) por medio de la persona del Espíritu Santo en nuestras vidas. Esta renovación transformadora diaria y esta vida piadosa en Cristo Jesús, nuestro Dios, Señor y Salvador de las almas, nos sana, nos libera, nos santifica, transforma nuestras mentes, pensamientos y sentimientos, nos da paz, y grandes riquezas celestiales. La vida de Cristo nos purifica y vivir bajo la sombra del omnipotente nos lleva por una travesía de revolución personal transformadora.


CASA BÍBLICA ARGENTINA
IGLESIA es ACCIÓN. IGLESIA es MOVIMIENTO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages