VLOG: La doctrina y la piedad. 1ºTimoteo 6:3-10 [Seis semanas con 1ºTimo...



1º Timoteo. Breve tratado. 
1 Timoteo 6. Semana 6. Procedimientos en el sistema social y la vida piadosa.

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL HACIENDO CLIC AQUÍ:


LA DOCTRINA Y LA PIEDAD
1ºTimoteo 6:3-10

Hay personas que están “privadas de la verdad”, esto significa sencillamente que se han apartado, que se han desplazado hacia un  costado, se han alejado de la verdad. Habiendo sido despojados de la verdad incurren en una cadena de pecados.
Que lejos está esto de la firmeza que debe tener la Iglesia como columnas que sostienen el evangelio de la verdad y la libertad, porque somos representantes de la gloria celestial en este mundo terrenal (1º Timoteo 3:15). Nosotros somos esa Iglesia y nos oponemos a aquellos que enseñan otras cosas que nada tiene que ver con la Palabra Saludable de nuestro Señor Jesucristo.

Los que está privados de la verdad es obvio que nada saben, desvarían y ven cosas que no son, discuten generando controversias, desafían con las palabras de su boca acerca de las escrituras, tienen un enfermizo deseo de entrar en polémicas y un deseo de convencer a todos con sus necios razonamientos. Estos persiguen de esta manera ganancias deshonestas y que los reconozcan, ocultan sus más oscuras codicias con apariencia de piedad, pero lucran con ella buscando beneficios terrenales y reconocimiento entre los hombres. Todo esto solo provoca que ellos arrastren a otras personas a desafiar a Dios, a tener envidias, a sospechar, a ofenderse, a contender, en definitiva terminan despojando de la verdad a otros con ellos.

Esto nada tiene que ver con la fuente de la verdad. Son dos caras opuestas, y estando del lado del Santo Evangelio de Jesucristo, debemos apartarnos de estas personas, pero también debemos insistir con actos premeditados y perseverantes en la vida que agrada al Dios del universo para seguir marcando la diferencia. Debemos buscar de Dios y Él nos va a proveer lo necesario, y si tenemos para comer y para abrigarnos es causa suficiente para ser agradecidos. Nuestra ganancia es Cristo y no algo terrenal y pasajero.

Al finalizar esta sección Pablo expresa la raíz que ha llevado a los falsos maestros, y a aquellos que les han prestado oído, a un espiral descendente hacia la perdición, y esta es la codicia. Por esto se han desviado de la FE y transitan caminos de perdición y destrucción. En lo íntimo habían amado el dinero, las posesiones, las posiciones, etcétera.
Lamentablemente, hasta el más pobre o el más grandilocuente en la piedad puede esconder un corazón corrompido y extraviado, es por esto que debemos ser radicales con nuestra insistencia en permanecer con perseverancia sin desfallecer en la piedad. Es por esto que debemos ofrecer batalla a la impiedad, para que cuando alguien quiera confundirnos enseñándonos cosas opuestas a la verdad, lo podamos  identificar y resistir con justicia desde el lado de FE.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages