Guía Bíblica 2018/2019

GUÍA BÍBLICA 2018-2019
Viviendo la BIBLIA en transformación



La presente publicación nos presenta un desafío y un paso más para este nuevo año que juntos atravesaremos como congregación. Formamos parte de la Iglesia Gloriosa de nuestro Señor y esto significa que vamos renovándonos día a día (2ºCorint.4:16) y cada situación vivida nos produce cada vez un mayor excelente y eterno peso de gloria (2ºCorint.4:17).

Este es otro año para leer nuevamente toda la Palabra de Dios. En las Casas Bíblicas profundizaremos las cartas de Pablo a Timoteo, a los Corintios y a los Efesios, y las tres cartas del apóstol Juan.
Va a ser indispensable la responsabilidad y la armonía en cada uno de los grupos para cumplir el gran objetivo de aprender los unos de los otros, porque si estamos bien ensamblados y unidos como un cuerpo según la tarea propia de cada uno y de acuerdo a cada función específica vamos a estar ayudando a que los demás se desarrollen (Efes.4:16), porque entre todos nos nutrimos y nos alimentamos al estar unidos a la cabeza y así creceremos en el crecimiento que da Dios (Colos.2:19).

Su Palabra siempre va a ser nuestro centro, la que sustenta todas las cosas (Heb.11:3, Col.1:16, 1ºJn.5:3, Rom.7:22, Is.55:11), y esta es su ley (Sal.1:2, Heb.8:10), su buena voluntad de gran gozo (Lucas 1:19, 2:10, 14, 4:18), la que sale de su boca (Sal.33:6, 2ºP.3:5), su expresión (Sal.33:9), su verbo (Jn.1:1), su aliento creador (Gén.2:7, Heb.1:2, Jn.1:3, Job 33:4, Jn.20:22), su exhalar (Sal.104:30, 2ºTim.3:14-16), su mente (1ºCor.2:16, Jer.23:18), su impulso (2ºP.1:21, 2ºSam.23:2), la luz de los hombres (Jn.17:8, 2ºP.1:19, Sal.119:105, Prov.6:23), la eterna manifestación de lo verdadero (Is.40:8, 1ºP.1:25, Luc.1:70), la que nos hace renacer en Cristo (1ºP.1:23, Heb.4:12-13, Jn.6:63, Stg.1:18).

Confiamos que este año su Palabra, que es viviente, efectiva, activa y eficiente (Is.55:11), siga cortando y trabajando en nuestras vidas hasta llegar y actuar en lo más profundo de nuestro ser, para que a la luz de su Palabra y ante el escrutinio de los ojos del creador, nuestros pensamientos y deseos más íntimos sean pulidos, y que podamos acercarnos con toda confianza al trono de la gracia, para cobijarnos en su misericordia y ante sus juicios podamos someternos en obediencia y así permanecer en su descanso (Heb.4:10-16).

Dios te bendiga.

Pastor Carlos Samuel Mansilla





-

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Pages